Página inicio
El propósito
La misión
La reconciliación
Regístrate para esta
 conferencia
Alianza de liderazgo
 de la conferencia
Apoya esta misión
Vínculos
 

Inglés


Castellano


Portugués


















La misión

Hace unos 500 años durante los diferentes períodos de la Inquisición y los intentos de conseguir el dominio global, nuestros antepasados conquistaron muchas tierras y etnias en el nombre de sus reyes y reinas para la gloria de las naciones.

Los Conquistadores no perdonaron la vida de aquellos que no estaban dispuestos a abrazar su religión y dedicarse a los propósitos de la conquista española. Se derramó mucha sangre inocente y cientos de miles de personas perdieron la vida. Otros vivieron atados a un sistema de creencias que ha controlado y cambiado su destino de generación en generación.

Amados hermanos y hermanas en el Señor, me llamo Alan Fonseca, un español nacido en los Estados Unidos y el Señor ha puesto en mi corazón una visión de libertad para millones de personas y para ver a la Península Ibérica reconciliada con cada nación y pueblo afectados por estas atrocidades. Es el plan de Dios y el clamor de Jesús que seamos "reconciliados unos con otros". Romanos 5:9-11 y Juan 13:34-35

El llamado: En 1998 en San Luis Obispo, California, Estados Unidos, la palabra del Señor vino a través de un profeta diciendo:

El Señor dice: Levántate de entre ellos y cumple tu destino. Te mando a la tierra de tus antepasados. Te usaré como instrumento de unificación para traer unidad y reconciliación a los líderes espirituales en toda la nación. Te he vestido como un Bernabé con amor y compasión por tu pueblo para ser un elemento unificador para traer una solución. Te doy gran favor con estos líderes, incluso con el gobierno y el Rey. Encontrarás Mi favor y el favor de aquellos que abracen mis planes y propósitos. Esta es tu porción hijo mío. Estoy abriendo las puertas para poner fin a la división dentro de esta nación. También te daré favor con aquellos que proceden de otras naciones y pueblos en la Península. Habrá mucha sanidad entre hermanos. Por medio de esto les llevarás a los caminos de los Conquistadores de antaño... para ofrecer arrepentimiento y reconciliación a los líderes de cada nación afectada por las agresiones del pasado y las atrocidades durante su conquista para conseguir el dominio del mundo, porque todo esto ha sido una abominación para Mí. Esto traerá libertad a las tierras y pueblos para que pueda venir Mi gloria y para que puedan ver a Jesús como Salvador. Esto enviará ondas de choque alrededor del mundo para producir una humildad que liberará los cautivos. Este es Mi decreto, que cumples tu destino como he hablado, dice el Señor soberano. No te preocupes porque Mi mano está sobre ti cuando me obedeces. Abriré las puertas necesarias y ningún hombre podrá cerrarlas. Te daré todo lo que necesitas para cumplir con tu destino. Te alinearás con aquellos que ayudarán a cumplir Mis planes. Traerás ánimo al desanimado, esperanza al que ha perdido la esperanza, unidad a los divididos y reconciliación a los que se han separado. La restauración es Mi corazón y Mi plan. Escribe estas palabras de manera clara para que todos vean y puedan correr con ellas cuando yo el Señor toco sus corazones. Prepárate para servir. Prepara tu corazón porque te doy una unción para cumplir con todo lo que he dicho.

Porque es Mi deseo "que todos sean uno como el Padre y el Hijo son uno."


2004 - La reconciliación española
Reconciliando la Península Ibérica

2005 - La reconciliación ibérica - sanando las naciones
Reconciliando a todas las naciones de las heridas de la Inquisición Española

2006 - La reconciliación esperada - haciendo la paz con el pueblo elegido por Dios
Restauración con la nación y el pueblo judío

www.freeiberia.com